Todo evoluciona, hasta la forma de copiar

Todo evoluciona, hasta la forma de copiar

Todo evoluciona, hasta la forma de copiar en los exámenes.

Algunos alumnos han tenido ideas descabelladas para poder hacer trampa en los exámenes.

En tiempos pasados era sencillo: anotar todo en la goma de borrar, en la pierna, en un papel bajo el reloj o la calculadora y cosas así de simples.

Pero nadie pensaría que llegaría el día en el que los más fascinantes inventos dignos de todo espía, estarían disponibles para tales fines.

Copiar: como película de ciencia ficción

Como sacado de una película de ciencia ficción, ha llegado esta era en la que la tecnología está al alcance y beneficio de cualquiera.

Los dispositivos cada vez más diminutos usados para poder comunicarnos con alguien más a distancia ahora cobran gran relevancia.

Un pequeño micrófono en nuestra camisa y audífono casi imperceptible bien puesto en el oído permitirá a los más aguerridos estudiantes poder copias sin ser detectados.

Estas nuevas tecnologías han entrado de lleno a las aulas de las escuelas modernas.

Por medio de estos artilugios casi indetectables para hacer tan aguerrida proeza.

Lo malo es que estos novedosos aparatos complican de forma enorme la capacidad de los docentes.

Ase que les resulta más difícil saber quién o cómo está copiando.

El fraude de las calificaciones se hace tan sencillo.

Finalmente solo se logra con tener un auricular que se introduce en el oído, un micrófono y un teléfono.

Y usted qué piensa, es cierto que todo evoluciona, hasta la forma de copiar?

Deja aquí tus comentarios:

Sobre el autor

[simple-author-box]

Deja un comentario